jueves, 12 de abril de 2018

Crónica del Jueves Santo 2018: camino del Calvario tras el Nazareno de Nueva Carteya

     Tras nuestro Miércoles Santo, completábamos el cuarto de los 8 acompañamientos musicales de nuestra Semana Santa, marcando su recogida el ecuador de la misma, que iniciaría su segunda mitad en la tarde-noche del Jueves Santo regresando por tercer año a la localidad cordobesa de Nueva Carteya para poner nuestra música a Jesús Nazareno. Otro año, el segundo éste, en el que esta noche volvería a ser plácida para nuestra Agrupación pues, vistos los buenos resultados del año anterior, no encadenaríamos el triplete Jueves Santo-Madrugá-Viernes Santo.

     Nuestra expedición llega siendo todavía temprano en la tarde, con el tiempo suficiente para prepararnos y afinar para el desfile previo de las 7 de la tarde en el que participan todos los cortejos de las 4 Cofradías, nazarenos, costaleros/portadores y bandas incluidos, que conformaremos la procesión del Jueves Santo carteyano, sin duda el día grande de la Semana Santa de este pueblo. Aunque el sol se mantiene en la calle, nos reciben unas temperaturas algo frías que bajarían más conforme avanzó la noche.
     Acercándose las 8 de la, todavía, tarde la comitiva llega a las inmediaciones de la Parroquia de San Pedro Apóstol, hora en punto a la que comienzan a salir las diferentes cofradías: primero la de Jesús Preso que a sones de Cornetas y Tambores inicia el Jueves Santo carteyano, seguido de la Cofradía de la Santa Mujer Verónica que a sones del mismo estilo hace lo propio, ambos pasos llevados a portadores. Con la primera Cofradía habiendo rodeado prácticamente la Plaza Marqués de Estella, se inicia el cortejo de nuestra Cofradía, la del Nazareno, apareciendo poco después el paso del Señor a las puertas del templo. El Himno Nacional suena por nuestra Agrupación para hacerlo después las marchas Redención, Pasión y Amargura y Redención, música para el Redentor que carga con la Cruz de nuestros pecados ayudado aquí por los pies de sus cirineos costaleros que comienzan a bajar la complicada escalinata que une el templo a la Plaza por el lado de la calle Baena con la marcha A los pies de Sor Ángela.
     Una vez bordeada la Plaza, en la que nuestra Agrupación interpreta grandes marchas como Aurora de Resurrección, Costaleros del Amor y Consuelo gitano, el paso del Nazareno se dispone a discurrir por la calle Maletos en cuya entrada realiza tradicional saludo a la Cofradía de la Paz sonando, no podía ser de otra forma, la marcha Virgen de la Paz, saludo que termina con otra marcha mariana, Virgen de las Angustias. Cae la noche y la procesión sigue avanzando por calle Maletos y luego girando a calle Levante, mezclando nuestra Agrupación repertorio clásico y moderno, con predominio de estas marchas, revirando tras la calle Levante a la larga calle Llana con un giro en el que la Agrupación enlaza las marchas En la Gloria, Dios te Salve y Cinco Llagas, manteniendo la mezcla de repertorio clásico y moderno a lo largo de la calle.
     Es noche cerrada, pues son más de las 10, y el frío sigue arreciando sobre Nueva Carteya, cuando la procesión alcanza su casi ecuador con la llegada al Paseo de Diego Carro en la revirá que hace hacia la calle Francisco Merino, punto destacado de esta procesión en el que nuestra banda interpreta tres marchas seguidas: Presentado a Sevilla, Cuando me alejé de Ti y, por último, Costaleros del Amor. Una revirá que los costaleros dan de manera pausada como no queriendo todavía enfrentar la vuelta, vuelta que se inicia con la clásica Alma de Dios. El público ya comienza a ser algo menor a estas alturas pues las Cofradías que nos preceden se acercan al templo aunque también parece ayudar el frío que se nota más conforme se acerca la medianoche. Un último saludo realiza en esta calle el paso del Nazareno ante la Capilla de la Virgen de las Angustias para la que suenan la marcha homónima de Manuel Rodríguez y posteriormente En la Gloria, Dios te Salve.
     Tras esto, el paso avanza buscando el giro a la calle Calvario, una empinada cuesta que recuerda, como su nombre indica, el camino de Cristo hacia la Cruz. Los costaleros, en una sola chicotá, solventan la cuesta a los sones de Sagrada Cena y prácticamente completan el giro a a calle San Pedro donde suena la popular Costalero en homenaje a un compañero costalero de la Hermandad. Suena luego ¡A la Gloria! y Nazareno del Cielo con la que el paso ya toma la calle Mayor, la última antes de entrar a la gran Plaza Marqués de Estella para afrontar su recogida, sonando en la oscuridad de esta calle y entrada a la Plaza la marcha Ave María. Se acerca el final, Cristo ha culminado el camino de la Cruz en Nueva Carteya y lo hace con 4 marchas del maestro Mena Hervás: Jesús del Prendimiento, Nuestro Padre Jesús de la Victoria, Oración y ¡Oh, bendita Estrella!. Con estas marchas bordea la Plaza y sube la cuesta que da a la puerta de la Parroquia de San Pedro, siendo la música de la recogida la popular La saeta de Serrat. Aplauso final a los costaleros que vuelven a llevar al Nazareno al interior de su templo con el Himno Nacional, cerrando así el Jueves Santo carteyano.
     Concluía de esta forma nuestra quinta procesión de esta Semana Santa 2018 a la que ya comenzábamos a verle el final, si bien aun quedaban 3 días más, tres acompañamientos para poner nuestra música a la Pasión, Muerte y Resurrección.

No hay comentarios:

Publicar un comentario