domingo, 8 de noviembre de 2015

Especial X Aniversario - Un recuerdo a las que fueron nuestras Hermandades: la Merced de Córdoba

     Seguimos esta sección con motivo de nuestro X Aniversario, y lo hacemos en orden cronológico, recordando a las Hermandades que acompañamos por entonces durante nuestro primer año y que ya no forman parte de nuestro calendario aunque siguen estando presentes en nuestra historia y nuestra memoria.

 Y lo hacemos con nuestro primer y, de momento, único paso por la Semana Santa de la capital cordobesa, la Venerable e Ilustre Hermandad del Santísimo Sacramento y Cofradía de Nazarenos de Nuestro Padre Jesús Humilde en la Coronación de Espinas, Nuestra Madre y Señora Santa María de la Merced y San Antonio de Padua, popularmente conocida como "la Merced" que procesiona cada Lunes Santo desde la Parroquia de San Antonio de Padua en el popular barrio cordobés del Zumbacón.
 
     Fundada en el año 1954 en la recién creada Parroquia mencionada, una de las muchas parroquias de los barrios de la capital fundadas por el obispo Fray Albino, debiendo esta Hermandad su advocación a la presencia entre los fundadores de algunos catalanes que trabajaban en fábricas del relativamente cercano polígono industrial y residían en dicho barrio (la "Mercé" es una de las principales advocaciones en Cataluña) y también porque la antigua prisión provincial se encontraba en la demarcación de dicha parroquia (la orden mercedaria tiene gran vinculación con los presos y cautivos). La Hermandad, unida también en su fundación a un grupo de adoración al Santísimo Sacramento de ahí su carácter Sacramental, procesionó en sus inicios por el barrio en el Lunes Santo, pasando por otras jornadas como la Madrugá de Viernes Santo, volviendo en 1998 a su jornada inicial en la que sigue procesionando en la actualidad.

     Rinden culto a una talla del Señor Humilde en el momento de ser coronado de espinas, soberbia y expresiva talla de Francisco Buiza, y una Dolorosa, que es la que recoge la advocación de Merced, obra del mismo imaginero, ambas adquiridas en los años 70 que sustituyeron a las primitivas imágenes de la cofradía por motivos artísticos y de conservación respectivamente.

     Esta Hermandad contaba (y sigue contando) con su propia Banda de Cornetas y Tambores (sección musical ampliada recientemente con una Banda de Música) por lo que nuestro acompañamiento el Lunes Santo se limitaba a abrir cortejo en la Cruz de guía durante todo el recorrido, un largo recorrido de unas 9 horas, lleno de rincones históricos y cofrades de Córdoba como las calles y plazas de los templos de Padres de Gracia, Salesianos, San Lorenzo, San Andrés, San Pablo, San Miguel, Santa Marina,... y calles como San Zoilo o rincones cargados de historia como la Puerta del Colodro.
     A pesar de ocupar el secundario papel de banda de Cruz de Guía, nuestra Agrupación cumplió con un digno papel, destacando el paso por la Carrera Oficial (al ser esta la primera cofradía del día) donde se interpretaron marchas desde el inicio de Claudio Marcelo hasta la salida de Tendillas casi sin solución de continuidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario