domingo, 29 de noviembre de 2015

Especial X Aniversario - Un recuerdo a las que fueron nuestras Hermandades: Resucitado de Écija

     Desde hace unos años nuestra Semana Santa siempre viene concluyendo en la jornada del Sábado Santo cuando se encierra nuestra última procesión ese día tras el Santo Entierro de Cañada Rosal. Pero no fue así en nuestros primeros años, cuando celebrábamos el Júbilo de la Resurrección acompañando la buena nueva en la jornada Gloriosa del Domingo de Resurrección.
    Hoy en esta sección recordamos a la primera de las cofradías de esta advocación que acompañábamos, la Hermandad del Santísimo Sacramento, Gloriosa Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo, María Santísima de la Alegría y Santa María Magdalena, de la vecina Civitas Solis, la ciudad de Écija, Hermandad que, como hemos dicho, culmina en la mañana del Domingo de Resurrección los desfiles procesionales de la monumental Semana Santa astigitana, teniendo su sede en el principal templo de dicha localidad, la Parroquia Mayor de Santa Cruz.

     Es, como varias otras cofradías de esta ciudad, una Hermandad con raíces centenarias, posiblemente fundada a finales del siglo XVI, se aprobaron sus primeras reglas en el año 1601 como Hermandad del "Santísimo Descendimiento de la Cruz, Benditísimo Entierro y Resurrección", estando desde siempre en la Parroquia de Santa Cruz. Realizaban Estación de Penitencia en la jornada del Viernes Santo con el Santo Entierro y en la mañana del Domingo de Resurrección con Cristo Resucitado. En la centuria del XVII la Hermandad disfruta de varias bulas e indulgencias, instituyéndose en años posteriores como Sacramental de la Parroquia, siendo entonces Hermandad de triple carácter: Penitencial, Sacramental y de Gloria. Con el siglo XIX, como en muchos otros lugares, sobrevino una grave crisis de la que la cofradía no sobreviviría más allá de hacia 1850, refundándose la corporación actual en 1979.

    En la mañana del Domingo de Resurrección procesionan a dos de sus titulares: el Santísimo Cristo Resucitado, mostrado en actitud triunfal bendiciendo con la diestra y sosteniendo en su mano izquierda la cruz, una interesante imagen anónima manierista del siglo XVI que ha llegado a ser vinculada con el universal pintor "El Greco", y la Virgen de la Alegría, imagen de María Santísima no dolorosa que fue tallada por el sevillano Antonio Dubé de Luque en 1988. Como curiosidad, el Señor en los años que fue acompañado por nuestra banda procesionaba en un paso con una peculiar canastilla cargada de fuerte simbolismo relacionado con la advocación que era llevado a estilo "ecijano" (a hombros). En los últimos años se ha mantenido dicho paso aunque ha pasado a estar llevado por costaleros al estilo "sevillano".

     En los años 2006 y 2007, nuestras dos primeras Semanas Santas, nuestra Agrupación cerraba su Semana Santa poniendo el broche de oro a la magnífica Semana Santa astigitana acompañando el Triunfo de Jesús Resucitado sobre la muerte, Hermandad que años antes ya venía siendo acompañada por sones palmeños de la antigua Agrupación Musical José Serrano Alcobendas. Fueron dos años en los que las céntricas calles de la ciudad de Écija envolvían nuestros sones en unos recorridos cargados de encanto e historia, teniendo momentos especiales como la visita a las Hermanas de la Cruz o el paso por la Carrera Oficial en la Plaza de España, el popular "Salón", Carreras oficiales en las que nuestra Agrupación, a pesar de llevar tras de sí Semanas Santas completas, incluyendo varios acompañamientos seguidos con "Madrugadas" de por medio, daba el resto interpretando marchas sin cesar para anunciar que Cristo había resucitado otro año más por las calles de Écija.

No hay comentarios:

Publicar un comentario