lunes, 25 de mayo de 2015

Nuestro repertorio semana a semana: Cinco Llagas (Shalom, Hosanna)

Una vez han sido repasadas todas las marchas del repertorio en esta sección, toca el turno de empezar a analizar las que, por ser estrenos o novedades, no han podido ser analizadas en su orden correspondiente.
Y reiniciamos esta lista con la marcha Cinco Llagas.

FICHA:

-Título: Cinco Llagas.
-Título original: Shalom, Hosanna.
-Autor: Joaquín Madurga Oteiza / Antonio Velasco Rodríguez.
-Año de composición: 1980.
-Dedicatoria: en inicio canto pascual para la festividad del Domingo de Ramos, su adaptación se retituló para dedicarla al Cristo de las Cinco Llagas de la Hermandad de la Trinidad de Sevilla.
-Origen: adaptación a la plantilla de Agrupación Musical de un canto para el Misterio Pascual del cancionero católico en castellano.
-1ª Adaptación: antigua Banda Virgen de las Angustias de la Hermandad de los Gitanos (Sevilla) que era dirigida musicalmente por Antonio Velasco.
-1ª Grabación: en el disco Marchas de Semana Santa (1986) de dicha
-En nuestro repertorio desde: 2011.
-Estrenada: una primera versión de esta marcha se montó en nuestra Agrupación, interpretándose por primera el Domingo de Ramos de 2011 en El Viso del Alcor.
-Arreglos: nuestra Agrupación lleva actualmente arreglos propios de José María Sánchez Martín.

Joaquín Madurga Oteiza
Cinco Llagas es otro clásico de Agrupación cuya interpretación se está revalorizando, especialmente desde el año 2006 cuando la Agrupación de la Pasión de Linares grabó un nuevo arreglo, cuya versión se ha extendido mucho.

Pero sucede, lo volvemos a ver, que como otras marchas clásicas Cinco Llagas cuenta con su propia interesante y curiosa historia. Y es que, a pesar del extendido título y de la autoría a nombre del insigne compositor cofrade Antonio Velasco siendo considerada una marcha cofrade clásica, nada más lejos de la realidad: Cinco Llagas se basa en una melodía pre-existente no perteneciente a la música cofrade, cuyo autor no fue ni de lejos Antonio Velasco y, por supuesto, si título original no es Cinco Llagas ni se dedica a esta advocación sevillana.
Para conocer su origen nos tenemos que ir a tierras vascas: el verdadero título de esta música es Shalom, Hosanna, siendo un tema que pertenece al cancionero litúrgico católico de habla hispana, concretamente relacionado con el Misterio Pascual de la Entrada en Jerusalén, y su autor es el compositor y sacerdote vasco Joaquín Madurga Oteiza. Dicho canto se grabó por primera vez en 1981 en el disco “¡Hosanna!: Cantos del Misterio Pascual” de la Editorial San Pablo. Es un canto musicalmente inspirado en tintes musicales hebraicos (no obstante Shalom es una palabra hebrea que significa Paz) y más largo que la marcha pues se corresponde de música estribillo y estrofa que se repite tres veces solo variando la letra de las estrofas.
Carátula original del mencionado LP

La adaptación de Antonio Velasco no consistió sino en tomar repetidas varias veces, con distinta intensidad, la música del estribillo (incluso sin cambiar la tonalidad original) y añadirle una introducción (pensamos que sí propia) tal y como era habitual en otras adaptaciones de cantos de la época, siendo novedoso que el tratamiento de la introducción escapaba de la típica introducción de tipo marcial en Do mayor.

Pero si el compositor sevillano solo tiene de propia la introducción, ¿por qué el cambio de título? Por estos años 80 las leyes de propiedad intelectual no eran las de ahora y el concepto de "plagio" escapaba de ser el actual. Por entonces, dentro de la música cofrade y, concretamente, en este mundo de las adaptaciones, era habitual que muchos cantos recibieran títulos con advocaciones sevillanas (por ejemplo marchas como Cristo de la Expiración -Cantemos el gozo de la Resurrección- , Salud y Refugio -Que la lengua humana cante-, o una parte de la marcha Cristo de la Salud y Buen Viaje -Cristo es la luz-, además de numerosas cantatas de Bach que recibieron nombres similares -La Redención, Cristo de la Esperanza,…), tal vez también para lograr la aceptación de la marcha, tal vez para agasajarlas con marchas dedicadas a ellas aunque en origen no lo fueran o tal vez, en el caso de las Agrupaciones Musicales que fueron muy denostadas por la prensa en estos años, como modo de ganar aceptación pública. De este modo la Banda de las Angustias que dirigía Antonio Velasco y que era la que por entonces acompañaba al Cristo de las Cinco Llagas le dedicó la adaptación.

Partitura original del canto en el que se basa la marcha
Sin duda una historia desconocida para la mayoría que no está de más para recordar y reconocer en su justa medida a quienes también son artífices de nuestra música cofrade aunque sus nombres no sean los que ven la luz y reciban los aplausos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario