jueves, 24 de octubre de 2013

Nuestro repertorio semana a semana: Alma de Dios

FICHA:

-Título: Alma de Dios.
-Autor: José Serrano Simeón / Manuel Rodríguez Ruíz.
-Año de composición: 1969.
-Dedicatoria: ninguna.
-Origen: Agrupación Musical Santa María Magdalena de Arahal (Sevilla) basada en parte en una zarzuela.
-1ª Grabación: en el disco Salud de San Bernardo (1981) de la misma banda.
-En nuestro repertorio desde: 2006.
-Estrenada: la marcha lleva en la Agrupación desde su creación, siendo interpretada en la calle por primera vez el Domingo de Ramos de 2006 en Tocina.
-Arreglos: la actual es una versión con arreglos de Juan Luis del Valle revisada por José María Sánchez Martín.

Alma de Dios es una de las marchas clásicas más conocidas y difundidas del repertorio de Agrupación Musical. Sin embargo sus orígenes no son del todo como marcha procesional.

Para ello habría que remontarse al 17 de diciembre del año 1907, fecha en que se estrena en el Teatro Cómico de Madrid la zarzuela de un acto y cuatro cuadros titulada precisamente como Alma de Dios, con libreto de Carlos Arniches y Enrique García Álvarez y música del maestro valenciano José Serrano Simeón (1873-1941), conteniendo un total de 6 piezas musicales.
La última de esas piezas se titula Canción Húngara y es la melodía que el maestro Manuel Rodríguez (1940-2013) tomó como melodía principal adaptándola a la plantilla de su banda bajo el título genérico de la misma zarzuela.

Sin embargo, Manuel Rodríguez no realizó una simple adaptación como era usual. A esta melodía se añadió como introducción un pasaje en la tonalidad de Do mayor con cornetas al estilo militar (como era costumbre del estilo de Eritaña) y tras la breve parte que toma la melodía de la zarzuela incluyó una melodía en la misma tonalidad de Do mayor donde el maestro introducía por primera vez el conocido ritmo de la percusión, siendo esta melodía (en los inicios interpretada por liras y flautas dulces) la parte más famosa de la marcha.
Es de recalcar que aunque sí se sabe que la melodía de la citada Canción húngara no es original, de las restantes partes nada se conoce si fueron creación original del maestro o no. Lo que sí sabemos es que la perfecta unión de todas ellas dio lugar a una marcha que ha marcado toda la historia del género y que por sí sola resume las características de la marcha clásica por antonomasia de Agrupación Musical.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada