jueves, 22 de junio de 2017

Nuestro repertorio semana a semana: Cantemos al Amor de los Amores (Himno Eucarístico)

FICHA:

-Título: Cantemos al Amor de los Amores.
-Título original: Himno de los adoradores.
-Autor: Juan Ignacio Busca de Sagastizábal.
-Año de composición: 1911.
-Dedicatoria: ninguna, himno religioso dedicado al Santísimo Sacramento de la Eucaristía
-Origen: adaptación a la plantilla de Agrupación Musical del Himno oficial del XXII Congreso Eucarístico Internacional celebrado en Madrid en 1911.
-1ª Adaptación: Agrupación Musical Santa María Magdalena de Arahal (Sevilla).
-1ª Grabación: en el disco Marchas procesionales (1985) de la misma.
-En nuestro repertorio desde: 2017.
-Estrenada: el montaje de esta marcha se estrenó en nuestra Agrupación el Martes Santo de este año 2017 acompañando al paso de Jesús Cautivo de nuestra localidad.
-Arreglos: de Francisco Nogales con revisión de José María Sánchez Martín y adaptada a la instrumentación de nuestra Agrupación.

Ha querido darse la casualidad de que, habiendo sido la semana pasada la celebración de la festividad del Corpus Christi y estando en muchas localidades y Hermandades todavía celebrándose esta festividad en honor a Jesús Sacramentado, nos toque esta semana en esta sección el análisis de la adaptación de uno de los cantos eucarísticos más conocidos, si no el más conocido de todos, y que sin duda es de los más interpretados en estos días.
Hablamos del popularmente conocido como Cantemos al Amor de los Amores, así llamado tradicionalmente al tomar la primera frase de su letra, también conocido simplemente como Himno Eucarístico, aunque titulado en origen como Himno de los adoradores, un canto que podríamos definir como "polivalente" pues es de los pocos, si no el único, canto que ha sido adaptado para los tres grandes estilos de la música procesional: Banda de Música, Agrupación Musical y Cornetas y Tambores. Pero hablemos antes del origen del tema en sí y su historia.

Con ya más de 100 años de historia, el tema original fue compuesto por Juan Ignacio Busca de Sagastizábal, compositor vasco, nacido en Zumárraga en 1868, trasladándose a Madrid, donde completaría su formación musical, definitivamente en 1899 cuando empieza a ejercer de organista en varios templos de la ciudad. En unos años, estos de inicios del siglo XX, de los que en el panorama musical ha trascendido más la música profana para géneros como la zarzuela, Busca Sagastizábal pasó a la posteridad con la composición religiosa especialmente a raíz del encargo de este tema. Se trató de poner música al Himno oficial del XXII Congreso Eucarístico Internacional que se iba a celebrar en Madrid entre los días 23 de junio y 1 de julio de 1911 siendo la letra del Padre Restituto del Valle Ruíz, fraile agustino. Compuesto originalmente en la tonalidad de Fa mayor para coro con acompañamiento de órgano, es reseñable que este Himno curiosamente fue de lo poco que pasó a la historia de aquel prácticamente olvidado congreso tal vez por su calidad musical, algo que mencionaban crónicas de la época, si bien esas cualidades hoy en día no se pueden apreciar en su totalidad posiblemente debido a que el Himno fuera posteriormente adaptado a la sensibilidad musical del Concilio Vaticano II cuyas versiones aun se siguen interpretando hoy día en España y Latinoamérica.

Mencionábamos arriba como este Himno ha sido adaptado para los tres estilos de música procesional de banda. Y es que, aunque la adaptación de cantos litúrgicos sea un sello casi distintivo de nuestro género de las Agrupaciones Musicales, este Himno eucarístico tan popular y tan oportuno para el acompañamiento musical de procesiones eucarísticas, de hecho no fue adaptado primero para nuestro género y luego para los demás como sucede con otros temas populares (como La saeta), sino que la primera "adaptación" fue para Banda de Música. Habría que remitirse a un año entre este de 1911 y 1922, año del fallecimiento del compositor José Blanco quien compone la marcha Triunfal, una marcha eucarística basada casi en su totalidad en este Himno al que Blanco añadió una introducción y un trío propios.
No sería hasta los años 80 cuando Manuel Rodríguez realizara la primera adaptación, esta vez sí del propio canto, para su banda de Arahal, manteniendo la tonalidad e incluyendo de hecho la introducción y el final que en el canto original interpreta el órgano. Desde entonces numerosas Agrupaciones vienen interpretando este Himno Eucarístico, si bien en algunos casos otras optaron por tomar una adaptación de la marcha Triunfal de José Blanco solo que eliminando el trío.
El último estilo en adaptar este canto fue el de Cornetas y Tambores, ya en el presente siglo XXI, con una adaptación a cargo de la conocida Banda de Las Cigarreras de Sevilla, banda que, al igual que la adaptación del maestro Rodríguez, adaptó el canto original con introducción y coda aunque modificando la tonalidad a un Mib mayor para poderse interpretar con la corneta Do/Reb.

En el caso de nuestra Agrupación, la versión es un arreglo sobre la adaptación del canto original tal y como la realizara el maestro Manuel Rodríguez, siendo una versión de Francisco Nogales, uno de los directores musicales de la Agrupación de la Fuensanta de Morón de la Frontera, revisada por nuestro director musical, y también director musical de la Fuensanta, José María Sánchez Martín. Al contar la banda moronense con una instrumentación distinta, esta partitura se hubo de instrumentar para nuestra banda, instrumentación que corrió a cargo de nuestra dirección sin variar nada en el aspecto de la misma.
Como curiosidad la marcha se empezó a montar el mes de mayo del pasado año con vistas a ser interpretada en el acompañamiento de la procesión del Corpus Christi de Fuente Palmera, algo que, por motivos de falta de tiempo, no pudo suceder finalmente, decidiéndose mantener la marcha en el repertorio desde entonces.

Concluimos así el análisis de una marcha tan adecuada a estos días en que se celebra la festividad en honor a Jesús Sacramentado.

jueves, 8 de junio de 2017

Nuestro repertorio semana a semana: A los pies de Sor Ángela

Regresamos con esta sección a nuestra web para añadir a la misma el análisis de las marchas que se han incorporado este año a nuestro repertorio.

FICHA:

-Título: A los pies de Sor Ángela.
-Autor: Francisco David Álvarez Barroso.
-Año de composición: 1999.
-Dedicatoria: a los costaleros del Cristo de la Presentación de la Hermandad de San Benito de Sevilla y al momento de la ofrenda floral al monumento de Santa Ángela de la Cruz cada Martes Santo.
-Origen: Agrupación Musical Nuestra Señora de la Encarnación, San Benito, de Sevilla.
-1ª Grabación: en el disco X aniversario (2001) de la misma banda.
-En nuestro repertorio desde: 2017.
-Estrenada: el montaje de la marcha se estrenó en el V Certamen "Sones de Fe" de la Agrupación Parroquial Paz y Estrella celebrado en febrero de 2017 en Alcalá de Guadaira (Sevilla).

Como decimos, nuevamente regresa esta sección para analizar las marchas que conforman nuestro repertorio, tocando el turno a las que han sido novedad en la ampliación de repertorio producida este año.
Y siguiendo la filosofía de la Agrupación en estos últimos años en cuanto a las marchas a incorporar, se decidió incorporar la marcha que hoy nos ocupa otra gran marcha popular, otro clásico de una banda que ya analizamos en otras marchas anteriores como es la Agrupación sevillana de Nuestra Señora de la Encarnación, también conocida como San Benito por la Hermandad a la que pertenece y a la que, en parte, también se dedica esta marcha.

A los pies de Sor Ángela es quizás la segunda marcha más difundida del repertorio de esta banda de la Calzá y la más popular de su autor, Francisco David Álvarez Barroso, nacido en Dos Hermanas que hasta el año 2010 formó parte de la dirección musical de San Benito siendo uno de sus más destacados compositores y definidores del estilo de dicha banda hasta ese año en que pasa a la famosa Banda de la Presentación de su localidad natal de la que también forma hoy parte de su dirección musical.
Y es una de sus marchas de su primera época, podríamos decir, de juventud, tal es así que la marcha bebe del estilo que la banda comienza a adoptar en los años 90 muy inspirado en el estilo de Arahal y sobre todo de la Estrella de Dos Hermanas, compartiendo esta marcha características que ya hemos vinculado a las bandas mencionadas en numerosas marchas ya analizadas en esta sección, como tonalidad La menor, escrita en este caso para corneta de pistones, con una melodía muy identificativa y fácilmente divisible en pasajes que se van repitiendo con alguna modificación sobre todo en la dinámica. Inicia una introducción breve que se repite, dando paso a una primera parte en piano que se repite en forte, una parte central tipo solo que da lugar al típico final en ritmo, marcha por ello también muy costalera.

La dedicatoria y la historia de la marcha, bastante curiosa, la tomamos del propio autor que la cuenta en su blog y que aquí resumimos.
Era intención del autor dedicar una marcha a la cuadrilla de costaleros del Cristo de la Presentación de la Hermandad de San Benito y que se inspirase en el momento de la ofrenda floral que cada Martes Santo éstos hacen al monumento de Sor (ahora Santa, pues fue canonizada años después) Ángela de la Cruz que se ubica ante la Iglesia de San Pedro y en el que se inspira el título. Cuenta el autor que lo primero que pensó fue el llamativo título, siendo la composición posterior, una composición que se gestó en un día, en concreto en el día de Nochevieja (31 de diciembre) de 1999. Narra el autor como en la mañana de tan señalado día le comenzó a surgir una melodía sencilla pero hermosa y comenzó automáticamente a escribir y armonizar el tema, marcha iba "saliendo sola". En un día como el de Nochevieja, en que todo el mundo está pensando en celebrar el Fin de Año y haciendo preparativos, Álvarez Barroso pasó toda la jornada ante el ordenador gestando una marcha y gestó una de las piezas de más calado del repertorio de su anterior banda, marcha que, como casualidad terminó poco antes de la entrada del año 2000: "Me levante a las doce menos cinco de la noche con ella terminada, contento, cansado y satisfecho de mi nueva marcha. Y del ordenador me senté a comerme las uvas sin haber cenado todavía", explica el autor en la entrada que enlazamos a su blog.
Nuevamente una intrahistoria curiosa para otra marcha más con la que retomamos esta tradición de nuestra web.

martes, 2 de mayo de 2017

Semana Santa 2017: resumen musical

     De nuevo, tras recopilar los datos de todas las salidas procesionales acompañadas en esta Semana Santa 2017, repetimos la experiencia de años anteriores y les ofrecemos este resumen estadístico sobre la música interpretada por nuestra Agrupación en la presente Semana Santa.

- Esta Semana Santa 2017 hemos acompañado a un total de 9 salidas procesionales (una más que el año anterior) de las cuales todas han podido salir y realizar sus recorridos al completo, sumando un total de unas 36 horas de procesiones (5 más que en 2016), por lo tanto se ha interpretado mayor cantidad de marchas. De esas procesiones, en dos de ellas hubo pasacalles de mayor recorrido por lo que el número de marchas interpretadas en ordinario también ha aumentado.

- El repertorio este año ha contado con 47 marchas procesionales (incluido el Himno Nacional) a las que añadiremos en este resumen 2 marchas de paso ordinario.

- El total de marchas interpretadas a lo largo de toda la Semana Santa 2017 de nuestra Agrupación es de 266 (+18) (recordamos que las +18 corresponden a las marchas interpretadas en pasacalles). El dato supera en casi 20 de lento y 12 de pasacalles la cifra de 2016 (246,5 +6).

- La media de marchas por día teniendo en cuenta estos datos ha sido de 29,56 marchas/día. La cifra es algo inferior a la media (sin pasacalles) registrada el pasado año (30,81 marchas/día) aunque hay que tener en cuenta que a esa media no se añaden las marchas en pasacalles (y esta Semana Santa los pasacalles han tenido mayor peso que en las anteriores). Si sumásemos las marchas interpretadas en pasacalles, la media sumaría un +2 marchas/día, lo que daría una media de 31,56 marchas/día que es, exactamente, el mismo dato de 2016, lo que muestra la regularidad mantenida.

- Contando ahora la cantidad de horas aproximada que hemos estado realizando nuestro acompañamiento a todas nuestras cofradías, tenemos que se han interpretado unas 7,39 marchas/hora. Este dato también es inferior al de 2016 (7,95 marchas/hora) si bien repetimos lo engañoso del mismo ya que en esas horas de acompañamiento no incluimos ni el tiempo empleado en pasacalles ni las marchas interpretadas en los mismos, y este 2017 ha habido 2 acompañamientos donde el pasacalles ha tenido bastante más importancia.

- De la totalidad de las 47 marchas procesionales, se han interpretado solo 46 de ellas, excluyéndose al final una de ellas repitiendo lo sucedido en 2015. A continuación les dejamos el cuadrante de marchas correspondiente a esta Semana Santa 2017:
 Marchas Semana Santa 2017:
 Marcha
 Nº de interpretaciones
 Marcha
 Nº de interpretaciones
Himno Nacional
17 veces
Los niños hebreos
6 veces
¡A la Gloria!
9 veces
Nazareno del Cielo
4 veces
A los pies de Sor Ángela
4 veces
Nazareno de la Trinidad
6 (+2) veces
A ti, José
7 veces
Nuestro Padre Jesús de la Victoria
7 (+1) veces
Alcaicería
4 veces
¡Oh, bendita Estrella!
7 veces
Alma de Dios
3 veces
¡Oh, pecador!
13 veces
Aurora de Resurrección
7 (+1) veces
Oración
6 veces
Cantemos al Amor de los Amores (Himno Eucarístico)
3 veces
Penas de San Roque
6 veces
Cerca de Ti, Señor
4 (+7) veces
¡Penitente de Pasión!
0 veces
Christus Vincit
3 (+2) veces
Perdona a tu pueblo
3 veces
Cinco Llagas (Shalom, Hosanna)
6 (+1) veces
Presentado a Sevilla 
7 veces
Consuelo gitano
4 veces
Puente de San Bernardo
2 veces
Costalero
5 veces
Redención
10 veces
Costaleros del Amor
10 veces
Redención, Pasión y Amargura
5 veces
Cuando me alejé de Ti
10 veces
Reo de muerte
5 veces
Dolor, lágrimas y sumisión "Gólgota"
2 veces
Resucitó
4 veces
El Cielo es tuyo
5 veces
Sagrada Cena
3 veces
En la Gloria, Dios te Salve
7 veces
Salud de San Bernardo
5 (+5) veces
Estrella Redentora
1 vez
Santa María de la Esperanza
4 veces
Himno de San Antonio
4 veces
Virgen de las Angustias
6 (+2) veces
Jesús del Prendimiento
7 veces
Virgen de la Hiniesta
4 veces
Jesús Despojado
6 veces
Virgen de la Paz
10 veces
La saeta
7 veces
Pepe (marcha ordinaria)
+ 1 vez
La Salve
6 veces
Popi (marcha ordinaria)
+6 veces
La Vida Eterna
2 veces



De los datos recogidos en este cuadro contemplamos:
-Las marchas más interpretadas han sido:
      · Obviamente en primer lugar el Himno Nacional (17 interpretaciones).
      · ¡Oh, pecador! con 13 interpretaciones (4,89 % del total).
      · Le siguen con igual número de interpretaciones, todas con 10, las marchas Costaleros del Amor, Cuando me alejé de Ti, Redención y Virgen de la Paz (3,76 % del total cada una).
      · Igualmente, si tuviéramos en cuenta las marchas en pasacalles, Cerca de Ti, Señor con 11 interpretaciones (4 en procesiones y 7 en pasacalles) y Salud de San Bernardo con 10 (5 en procesiones y 5 en pasacalles) también entrarían en la lista de las marchas más tocadas esta Semana Santa.

-En el polo opuesto, las marchas menos interpretadas han sido:
      · La marcha ¡Penitente de Pasión! no ha sido interpretada ni una sola vez (0 veces) en toda la Semana Santa (ni Cuaresma). Se repite la experiencia de los años 2014 y 2015 en los que las marchas Palma y Pasión y La clámide púrpura respectivamente tampoco se interpretaron ni una sola vez. Casualmente esas marchas acabaron fuera del repertorio tras ello, por lo que podemos dar a ¡Penitente de Pasión! como excluida del repertorio si se siguen estos precedentes.
      · Le sigue como marcha menos interpretada, en este caso sí con al menos solo una interpretación (1 vez) la marcha Estrella Redentora (0,38 % del total).

- Son 22 ocasiones las que la Agrupación ha interpretado alguna de sus marchas propias (un 8,27 % del total) lo que supone un notable descenso de las estadísticas de años anteriores, casi un 2% menos que en 2016 (cuando se interpretaron marchas propias el 10,14 % de las veces) y es incluso casi la mitad de los datos de 2015 (cuando las marchas propias supusieron un 15,19 % del total).
- A ti, José, con 7 interpretaciones (2,63 % del total) repite como marcha propia más interpretada.
- Dolor, lágrimas y sumisión "Gólgota" pasa en esta Semana Santa al polo opuesto con solo 2 intepretaciones (0,75 % del total).

-José Manuel Mena Hervás sigue siendo, y lo viene siendo desde que llevamos a cabo este resumen, el autor más recurrido. A pesar de ello este año no se ha incorporado ningún tema de su autoría, manteniéndose los 9 del pasado año, marchas que se han interpretado en 42 (+3) ocasiones, suponiendo un 15,79 % del total.

     A la luz de estos datos y en comparativa con resúmenes anteriores podemos vislumbrar ciertas tendencias en cuanto a gustos y preferencias de nuestra dirección musical en conjunto también con el gusto de nuestras Hermandades que son las que también solicitan ese repertorio.
     Lo primero que salta a la vista es que la presencia de nuestro repertorio propio entre las marchas interpretadas sigue cayendo y ya es su registro más bajo. La principal causa es el aumento del repertorio no propio, este año por ejemplo se han incorporado hasta 7 marchas procesionales, mientras que contrariamente no se ha estrenado ni recuperado nada del repertorio propio que lleva estancado desde hace 2 años, 2 Semanas Santas con las mismas 5 marchas propias. Junto a esto, solo la marcha propia A ti, José mantiene sus datos de años anteriores, si bien el resto de marchas propias a interpretar se ha diversificado. Caso singular el de la marcha Dolor, lágrimas y sumisión que de ser la marcha propia más interpretada en 2016 (empatada con A ti, José) este año ha sido la menos interpretada. Poco aprovechamiento y poca explotación de nuestro repertorio propio, tanto el que está en el repertorio actual como el que hay pendiente de recuperar, que no se pone en valor quizás lo suficiente (o no es valorado por quienes eligen los repertorios) y pierde cada vez más peso ante marchas más comunes. 
     Por otro lado, bien visible en estos datos, lo que se ha perdido estos años en cuanto a puesta en valor de nuestro patrimonio musical propio se puede decir que se ha ganado en variedad. Y es que hemos dicho que Mena Hervás sigue siendo el autor más presente en nuestro repertorio, pero la ampliación llevada a cabo en este 2017 ha traído una mayor cantidad de marchas de diversos estilos que han englobado tanto clásicos y adaptaciones clásicas como clásicos de otras bandas y marchas modernas. La variedad la podemos ver en la tabla en las veces que se ha recurrido a cada marcha donde, salvo contadas excepciones, ninguna marcha ha sido ni mucho más ni mucho menos interpretada que otras. Es decir, se ha diversificado lo suficiente el repertorio hasta el punto que, salvo peticiones expresas de las Hermandades, en ningún acompañamiento ha habido necesidad ni de repetir marchas, pudiendo haber sido en cada jornada el repertorio completamente diferente al día anterior y permitiéndonos adaptarnos a todo tipo de cofradía sea cual sea su corte.
     En esa ampliación ha ganado presencia también la corneta Do/Reb que hasta hace unos años apenas se utilizaba para unas pocas marchas. Ahora hay más marchas para esta corneta y se interpretan algo más, equilibrando el uso de la corneta de dos pistones que sigue siendo la favorita.
     Como decimos, cambios algo notables en los gustos de la dirección musical y/o nuestras Hermandades. El repertorio clásico ha perdido algo de fuerza respecto a otros años, las marchas de Mena Hervás se interpretan con menos reiteración que antes y este año han dominado las marchas, digamos, más espectaculares, especialmente marchas que en apariencia lucen más o que contienen solos más complejos y que han sido seleccionadas por muchas Hermandades para puntos claves de sus recorridos, ejemplos como ¡A la Gloria!, Costaleros del Amor, Redención o Virgen de la Paz. A ellas se suman dos novedades que han sido, digamos, las marchas de moda de nuestro repertorio 2017: por un lado Cuando me alejé de Ti que bien responde a ese tipo de marcha más espectacular, por otro la adaptación del canto ¡Oh, pecador!, en apariencia más sencilla pero que ha gozado de gran popularidad. En el polo opuesto, se mantiene la tendencia con algunas marchas más denostadas como ¡Penitente de Pasión! y Estrella Redentora que llevan desde su incorporación en el "farolillo rojo", del mismo del que ha salido por sorpresa Salud de San Bernardo que, de solo interpretarse una vez en 2016, ha multiplicado por 10 sus apariciones en 2017.

     A modo de conclusión de este resumen, repetir un par de ideas sobre lo aquí expuesto:
-Que la banda ha aumentado su versatilidad quedando demostrada la variedad de registros que es capaz de interpretar, pudiéndose adaptar a prácticamente cualquier cofradía.
-Y por último que, aunque hay estadísticas que en apariencia han bajado (pero solo en apariencia), la banda sigue haciendo gala de su prestancia y fiabilidad, llevando un ritmo de marchas interpretadas bastante bueno, prácticamente a marcha por chicotá como se suele decir. La banda ofrece plenas garantías a sus Hermandades, como reflejan los datos, y eso hay bandas de mayor número, caché o prestigio que quizás no puedan presumir en sus propios resúmenes.

jueves, 27 de abril de 2017

Crónica del Domingo de Resurrección 2017: ...y la Vida Eterna se hizo en Villanueva de Córdoba


     Y por fin el Tercer Día. Era la mañana Domingo de Resurrección y el ángel del Señor anunciaba su Resurrección, un anuncio que, por primera vez en muchos años nuestra Agrupación le pondría música tras haber sido tanto tiempo solo testigos de la misma. Y lo hacíamos en una nueva localidad a sumar en nuestro mapa, un nuevo destino, Villanueva de Córdoba, que se preparaba para poner el colofón a una Semana Santa plena y nosotros junto a los cofrades jarotes, especialmente los cofrades del Señor Resucitado.

     A eso de las 11 de la mañana, las campanas de la Parroquia de San Miguel Arcángel anuncian la buena nueva, el sepulcro vacío: Cristo había Resucitado, la Vida volvía a triunfar sobre la Muerte. Nazarenos de blanco y azul se acercaban con esta llamada al templo para celebrar la Misa previa a la salida procesional, a la que nuestra Agrupación acudía en pasacalles cuando se acercaban las 12. Llegaba ya la hora, el mediodía era el punto elegido para el partir de la procesión y las puertas de San Miguel se abrieron para dar paso a nuestra última Cruz de Guía. El día se vestía, como sus nazarenos, de blanco y azul con un clima que había dejado, por fin, una Semana Santa perfecta en ese aspecto, y ya comenzaba a asomar el paso del Señor Resucitado para afrontar su difícil salida ante las dimensiones de la puerta. Himno Nacional y el paso, levantado a pulso por sus costaleros, se pone en pie mostrando el estreno de algunas tallas y la recuperación de parte de orfebrería del antiguo paso a portadores de la Hermandad. Plata y madera se unían al rojo de la flor y la cera y al dorado vuelo del sudario del Señor que porta el signo de su triunfo en su mano izquierda mientras señala al Cielo con la diestra. Primera levantá y comienza a sonar la música, las tenues notas graves casi sombrias de una marcha que comienzan a hacerse luz y brillo conforme avanzan los compases: suena La Vida Eterna, su marcha, y la música describe a la perfección el tránsito de la muerte a la vida. Enlaza esta primera obra con Costaleros del Amor con la que el paso anda sus primeros metros por la calle Todos los Mártires hacia calle del Pozo luego con Nuestro Padre Jesús de la Victoria, como victorioso sale Cristo del sepulcro.
     Entrados a esta calle suena Los niños hebreos trayéndonos un recuerdo lejano del Domingo de Ramos. Tanto se hace esperar cada año y lo pronto que se nos había ido la Semana Santa, aunque quedaba todo un espléndido Domingo de Resurrección aun por disfrutar. Con tres marchas cordobesas, Oración, Nazareno de la Trinidad y Sagrada Cena, discurre la procesión por el resto de la calle del Pozo y por calle Canalejas. Busca el paso la Plaza de la Fuente Vieja, uno de los momentos destacados de su procesión, en la que interpretamos para llegar Virgen de la Paz para luego en una sola chicotá subir la ligera pendiente que da hacia la calle Parralejo con Cuando me alejé de Ti y La saeta enlazadas.
     Baja ahora el cortejo la calle Conquista, como buscando de nuevo su templo, pero gira para seguir la segunda mitad de su itinerario por calle Anacid y luego calle Quevedo, calle que afronta el paso con marchas puramente clásicas: Santa María de la Esperanza, La Salve y Costalero. Con esta última revira el Señor hacia la estrecha calle Perito buscando sus últimas calles.
     Nuestro Domingo de Resurrección se va acabando entonces y ahora aumenta más la intensidad del repertorio con marchas más destacadas como Jesús del Prendimiento girando a calle Concejo desde la que pasa a Plazarejo sonando En la Gloria, Dios te Salve. Desde esta calle divisamos ya al fondo la Plaza de España, Carrera Oficial de la Semana Santa jarota y también la última calle de nuestro recorrido, la última del Domingo de Resurrección, la última de la Semana Santa 2017. El sol brilla con la Plaza llena y el palco de autoridades esperando a recibir a Cristo Resucitado, y nuestra banda entona el canto Resucitó en Su honor que se enlaza a la marcha ¡Oh, bendita Estrella!. ¡A la Gloria!, otra marcha que describe sonoramente la Resurrección, sería la última marcha en Carrera Oficial y penúltima del día, sonando en la última revirá, ya en la puerta de su templo, nuestra marcha propia A ti, José. El último Himno de la Semana Santa sonó para la difícil entrada del paso, pero un último momento nos aguardaba en el interior de la Iglesia, donde, levantá dedicada a todos los que habíamos hecho posible la procesión, banda incluida, el paso del Señor se situaría ante su altar con las marchas Costaleros del Amor y ¡Oh, pecador!.
     Eran más de las 3 de la tarde. Los 4 zancos del paso que portaba al Señor Resucitado se posaban en el suelo y con ello se desataba la alegría tras toda una intensa semana. Abrazos y felicitaciones, lágrimas contenidas que afloraban en algunos de nuestros músicos, aquello era el punto y final a todo un año de trabajo. Un periodo que conforme pasa el tiempo y uno va madurando como músico y persona, se va haciendo cada vez más y más duro, porque en todo un año existen muchas penas, en todo un año existen muchas decepciones, en todo un año hay amistades que se rompen, hay heridas que se abren y que aunque se cierren dejan cicatrices, especialmente las que han sido producidas desde dentro, porque a las críticas de fuera uno está acostumbrado, hay metas incumplidas, hay errores (más que aciertos seguramente). Pero todo se queda pequeño cuando la Semana Santa termina, todo se queda pequeño cuando una Hermandad te felicita y agradece tu música, todo se queda pequeño cuando escuchas un solo bien ejecutado, un redoble al unísono, un crescendo que rompe triunfal en una marcha, todo se queda pequeño en los aplausos y, sobre todo, todo se queda pequeño cuando uno, a pesar de los pesares, disfruta de la música y disfruta de la Semana Santa.




     Desde aquí nuestra gratitud, como siempre, a todas las Hermandades y Cofradías que este año han confiado en nosotros. Esperamos volvernos a ver el próximo año y, en caso de que no pueda ser, desear todo lo mejor en años venideros.

Fin de nuestra Semana Santa 2017.

miércoles, 26 de abril de 2017

Crónica del Sábado Santo 2017: el Entierro de Cristo por las calles de Cañada Rosal fue el breve preludio a la Resurrección


     Nuestro Sábado Santo fue, como en prácticamente todas las localidades que celebran este día, un día de contradicciones. La luz y la claridad contrastaba claramente con el luto de la jornada. Cristo había muerto el Viernes Santo en la Cruz, en la Vera + Cruz, y su cuerpo, tras ser descendido y entregados a los brazos de la Madre, iba a ser sepultado, la semilla debe morir y ser enterrada para crear más vida, tal y como Jesús enseñó (Jn 12, 24-26). El Sábado Santo es, pues, día de luto pero también de espera, de expectación ante la Resurrección, y esta espera nos llevaría, como es ya una tradición en nuestra Agrupación, al vecino pueblo de Cañada Rosal.

     Esa mencionada y contrastada claridad de la tarde nos acompañaba aun cuando a eso de las 7 nuestra banda afina y forma dispuesta a comenzar su pasacalles de camino a la procesión, el penúltimo pasacalles hacia el penúltimo acompañamiento de la Semana Santa. El canto Cerca de Ti, Señor, tan apropiado para este día, suena en ordinario cuando nos dirigimos hacia la Parroquia de Santa Ana. Otro año más poniendo música al Entierro de Cristo en Cañada Rosal, otra vez, como en las últimas 12 Semanas Santas esperando la Resurrección por sus calles. Se hacen las 7 y media de la tarde y sale la Cruz de Guía junto a nazarenos de negro y blanco, el negro luto sobre la blanca pureza, la oscuridad ante la luz, la muerte que pasará a la vida como la penitencia dará paso a la Gloria. Y entonces comienzan a asomar en la estrechez de la puerta las cabezas de varal del paso que porta a Cristo Yacente, sonando el Himno Nacional seguido de la fúnebre Nazareno del Cielo y posteriormente el canto ¡Oh, pecador! que ante la estampa de Cristo muerto nos recuerda que Él dio su vida por nuestros pecados, por la Redención. 
     Y Redención precisamente suena tras el pertinente Himno en honor a María Santísima de los Dolores que otro año acompaña la procesión. María, en la Soledad de su palio, tras sufrir el Séptimo Dolor, es mecida por sus costaleros a los sones de esta marcha mientras nuestra banda retoma los pasos tras el Hijo, a la espera de la Gloria, y ¡A la Gloria! precisamente entonan nuestros instrumentos terminando la calle Soldado Juan Piña.
     Revira ahora el paso a la Avenida de La Luisiana donde suena Aurora de Resurrección para luego hacerlo con Jesús del Prendimiento hacia la calle Arrecife, calle en la que contemplamos el nuevo paso del Señor estrenado el pasado año y pronto su imagen nos recuerda algo: la urna, coronada con ese manierista templete pronto trae a la mente a una custodia procesional, y efectivamente simbólicamente así lo es puesto que el Santo Sepulcro custodió el cuerpo de Cristo. Perfecto momento para interpretar música a Jesús Sacramentado sonando el Himno Eucarístico Cantemos al Amor de los Amores.
     Pero sin darnos cuenta, esto iba llegando a su fin. Obras en su habitual recorrido provocaban que este tuviera que ser bastante más corto a lo habitual y con la marcha Costaleros del Amor seguida de Cuando me alejé de Ti el paso toma la calle San Joaquín en busca ya de la Plaza de Santa Ana, corazón de este pueblo. Son cerca de las 9 de la noche cuando, de nuevo con ¡Oh, pecador! el paso se adentraba como siempre ha hecho, en el centro de la Plaza principal para, de rodillas, ser llevado de nuevo a su templo.
     Aun nos quedaba Ella, María Santísima de los Dolores que quedaba en su Soledad en la calle, aunque no estaba sola, siendo arropada por los carrosaleños y por nuestra banda que interpreta en su honor Costaleros del Amor y Virgen de la Paz. A las 9 y media, con el sol muriendo por el horizonte, María seguía al Hijo al interior del templo. Quedaba poco para la espera y el sepulcro, hoy lleno, se encontrará vacío con la mañana.
     Nuestra banda terminaba así esta procesión, este año bastante corta, que nos suponía un breve pero esta vez sí auténtico preludio para lo que estaba por venir. Caía la noche del Sábado Santo, los templos iniciaban la Vigilia Pascual y, casualmente, nuestra banda sonaba en la calle antes de despedir el Sábado Santo con La Vida Eterna. Se aproximaba la Resurrección, el ansiado Domingo con el que tanto hemos anhelado estos últimos años cerrar nuestra Semana Santa.